Brujas es una de las ciudades más visitadas de Bélgica, pero eso no le quita el encanto que le otorgan las callejuelas medievales, los puentes que cruzan sus canales y las antiguas tabernas que invitan a sentarse y degustar una de sus cervezas artesanales. En este post te contamos los imprescindibles qué ver en Brujas en 1 día, ideal para una excursión desde Bruselas o Gante.

Poertoren, el sitio ideal para empezar la visita por Brujas

Poertoren, el mejor sitio para empezar tu visita a Brujas.

A escasos metros de la estación de tren de Brujas, te encontrarás con el Poertoren o la Torre de la Pólvora. No es de las edificaciones más vistosas de la ciudad, pero si un buen punto de partida para comenzar la visita, ya que el entorno sí que vale la pena y está situado junto el lago más famoso de Brujas, el Minnewater.

Minnewater en Brujas

Minnewater (Lago del Amor)

Este lago, rodeado del parque del mismo nombre, es un buen lugar para pasear relajadamente y sacar las primeras fotos de Brujas. Pero no te entretengas demasiado en él, ya que lo mejor aún está por llegar.

Un lugar "escondido" que ver en Brujas

Begijnhof (Beaterio), uno de los imprescindibles que ver en Brujas. 

Antiguo convento de las beguinas aunque hoy en día se encuentra ocupado por hermanas de la Orden de San Benedito.
En las casas blancas que rodean este tranquilo jardín viven mujeres solteras de Brujas, uso ligado a su pasado, del que si quieres conocer más, te recomiendo que te unas a un Free Tour, ya que es una de las paradas que hace y te contarás más sobre su historia.
Es un lugar súper tranquilo, por donde puede pasear y descansar un rato.

Abierto todos los días de 06:30 – 18:30 h

Stoofstraat

Una de las calles más interesantes de Brujas, flanqueada de casas típicas, tiendecitas que se abren paso en su estrechez.
También podrás encontrar algún que otro cartel, que hace referencia al pasado de la calle, conocida por sus burdeles.

Haz clic para leer a continuación… Las mejores chocolaterías de Brujas

Sint-Janshospitaal (Hospital de San Juan), no te lo pierdas en tu visita a Brujas. 

Antiguo edificio y hospital medieval muy bien conservado, donde parte de su interior está ocupado por el museo por el que se conoce actualmente, «The Memling Museum”.

Iglesia de Nuestra Señora, una de las cosas que ver en Brujas

Iglesia de Nuestra Señora (O.L.V.-kerk Museum)

Lo primero que llamará tu atención, es la alta torre de 115,5 metros, la estructura más alta de la ciudad (y la más alta del mundo construida en ladrillo, por detrás del Edificio Chrysler de Nueva York).
Dentro de la iglesia, puedes ver la la Madonna de Brujas, de Michelangelo y el corazón de Felipe el Hermoso; también los mausoleos de María de Borgoña y Carlos el Temerario.
La visita a la Iglesia es gratuita, pero el museo de pago.

Bonifaciusbrug (Puente de San Bonifacio)

Un pequeño puente desde el que podrás disfrutar de una vista diferente de la Iglesia de Nuestra Señora, el Palacio de Gruuthuse y las casas colgantes a la orilla del canal. Al lado encontrarás el Puente de Gruuthuse con la Casa Arents, pintada de blanco, el único puente de la ciudad con un edificio encima.

Horario: De domingo a viernes de 07:00 a 20:00; sábados hasta las 22:00

Gruuthusemuseum (Palacio de los Señores Gruuthuse)

Con una colección de más de 600 artículos, te llevara por las diferentes épocas que vivió la ciudad.

La zona más fotogénica que ver en Brujas

Rozenhoedkaai (Muelle del Rosario)

Es el punto más fotogénico de la ciudad y si has visto alguna foto de Brujas que te enamoró, probablemente se sacase aquí.

Dónde alojarse en Brujas

Te voy a recomendar 3 sitios para alojarte en Brujas, dependiendo de tu medio de transporte:

  • Si llegas y/o te vas en tren, lo más práctico es alojarse en uno de los hoteles cercanos a la estación. Además de ser algo más económicos que los del centro, no cargarás con las maletas. Se encuentran al comienzo de la ruta que proponemos aquí. (Puedes verlos en el mapa).
  • Si llegas en coche, te recomiendo 3 lugares de aparcamiento (que puedes localizar en el mapa) y sin necesidad de meterte al centro histórico. Como 2 de estos parkings están próximos a la estación, los anteriores hoteles son perfectamente válidos. Pero te dejo otra opción, un poco más céntrica y sin complicaciones:

Si viajas con tu propio vehículo y vas a visitar Bruselas, Gante o Amberes, debes registrarlo para poder entrar en las ciudades con él. En este artículo puedes encontrar toda la información y cómo hacer el registro de forma sencilla.

Huidenvettersplein (Plaza de los Curtidores)

Pequeña plaza donde antiguamente trabajaban los curtidores. Un buen lugar para tomar algo en sus animados locales.

Vismarkt (Mercado de pescado)

Original edificio de columnatas, donde tanto antiguamente como en la actualidad se vende pescado. Un lugar que te cogerá de paso en la visita, pero tampoco considero necesario desplazarse hasta aquí sólo para verlo.

El canal más bonito que ver en Brujas

Groenerei, en el TOP 3 de cosas que ver en Brujas. 

Para mí, el más bonito de los canales que puedes ver en Brujas.

Burg, una de las cosas que ver en Brujas

Burg (Plaza Burg)

Es la Plaza Mayor de Brujas y el corazón del casco histórico. Presidiéndola encontrarás el ayuntamiento de estilo gótico y otros edificios monumentales.

Grote Markt

A los pies del Campanario de Brujas, se encuentra esta gran plaza.
Es posible acceder y subir al Belfort (Campanario), “sólo” tienes 366 escalones por delante que te recompensarán con una fabulosa vista de la ciudad.
Durante el ascenso, también podrás ver el rollo de partitura que acciona el carillón, y el teclado donde el campanero municipal toca las 47 campanas.

Desde aquí sale el Free tour por Brujas, una buena manera de comenzar tu visita a la ciudad.

Cervecería museo en Brujas

Fábrica de Cerveza Brugse Zot, la mejor forma de terminar una visita a Brujas. 

Aquí se elabora la cerveza de Brujas (Brugse Zot), en pleno corazón de la ciudad.
Como curiosidad, posee una tubería de 3km que consta esta fábrica con la planta de embotellamiento situada a las afueras de la ciudad.
Se puede realizar una visita guiada, que finaliza con una cerveza.