Estocolmo no es precisamente un sitio económico para comer, y sobre todo a la hora de cenar. Por lo que buscar un lugar donde la comida sea buena y el precio no demasiado desorbitado, puede marcar significativamente nuestro presupuesto. En esta entrada te hablaré de los platos más típicos de Suecia, dónde comer «barato» en Estocolmo y por supuesto, sobre el famoso «fika» y dónde encontrar los mejores bollos de canela.

Recomendaciones para comer y beber en Estocolmo.

No te extrañe que la mayoría de las comidas que pruebes vayan acompañadas de arándanos rojos, se ve que a los suecos les encanta dar ese toque de color a sus platos, sobre todo sin son carnes.

Hay muchos restaurantes que sirven un plato o menú del día. Será más económico comer en ellos que a la carta. Puedes identificarlos por «dagens lunch» o «dagens rätt».

Olvídate de los horarios de comidas españoles si no te quieres quedar sin comer en Estocolmo. Sobre las 12 es una buena hora para comer y a las 6 de la tarde ya puedes sentarte a cenar. La mayoría de los días nosotras nos saltábamos la comida e íbamos directamente a cenar. ¡Un ahorro más!

¿Te apetece un helado en pleno invierno? Pues en Estocolmo no tendrás problema para encontrar una heladería en cualquier estación del año.

Si escuchas hablar del Smörgåsbord, debes saber que se trata de un tipo buffet, con salchichas, albóndigas, salmón y arenque.

El agua mineral en Suecia es bastante cara (cada botella te costará alrededor de 3€), aprovecha que estás en uno de los países con el agua más pura para pedir que te la pongan del grifo, es gratis con tu comida. Se refieren a ella como «kranvatten».

Si queres comer barato en Estocolmo y no te importa demasiado no tener un local en el que descansar, hecha mano de los foodtrucks. Están en varios sitios, pero puedes localizarlos a través de la aplicación Streetkäk. Los puntos más habituales dónde es posible que siempre encuentres una camioneta de comida rápida son: la plaza Mariatorget, el Flea market y el mercado de abastos en Katarina Bangata.

Otra opción para comer económico son los buffets de ensaladas de los supermercados. Tienen bastante variedad y se paga por peso.

Evita beber alcohol en Suecia, a parte de beneficiar tu salud, será bueno para tu bolsillo, ya que es una de las cosas más caras en los bares.

Los bakficka, son restaurantes secundarios de otro con Estrella Michelin. Son más informales pero la comida tiene muy buena calidad y el precio es más asequible. Si quieres ir a alguno en concreto, te recomiendo que reserves, ya que suelen tener bastante afluencia. Es común que tengan menús de degustación.

Puedes comprar un perrito caliente en uno de los numerosos kioskos que hay en la ciudad. En Estocolmo el perrito caliente se llama «korv«. El «kokt med bröd», es un perrito caliente más largo, hervido y servido en un bollo de pan. 

Todos los locales en Estocolmo admiten el pago con tarjeta, por lo que no tendrás que preocuparte por llevar efectivo en SEK en tu bolsillo. Te recomiendo que uses una tarjeta como la N26 o Bnext, que no te cobran comisiones por sacar en cajeros ni por pagar en otra divisa. Creo que son un imprescindible para un viaje a Suecia.

Platos típicos de Suecia.

Los alimentos presentes en todos los restaurantes de Estocolmo serán las míticas albóndigas suecas, la carne de venado, los arenques y el salmón. 

  • Albóndigas. Gracias a Ikea, las albóndigas suecas son más que conocidas. Suelen estar hechas de carne de cerdo y van generalmente acompañadas de puré de patata y arándanos rojos.
  • Gravlax. Otro de los platos que debes probar si te gusta el salmón curado. Va acompañado de eneldo y a veces de unas finas tostadas o patatas. 
  • Arenque. Lo más típico es encontrarlo en vinagre o escabeche.
  • Knäckebröd: Pan crujiente para tomar acompañado de otros ingredientes, como jamón, caviar, etc.
  • Kanelbulle. Uno de los pasteles más famosos de Suecia, los bollos de canela.

Dónde comer las mejores albóndigas suecas de Estocolmo.

Meatballs for the people. Se encuentra en El Barrio de Södermalm. Su objetivo es servir las mejores albóndigas suecas del mundo. Generalmente las colas son largas si no vas muy temprano y no admiten reservas. Es un sitio informal donde probar las míticas bolas de carne. También tiene menú del día (125 SEK) y si no quieres un plato de albóndigas, siempre puedes degustar una tapa de ellas (65 SEK).

Tradition. Ene este restaurante podrás degustar una sabrosa comida casera sueca. El servicio y la dueña son muy amables y serviciales.  Tiene restaurantes en tres localizaciones en Estocolmo, el más céntrico en Gamla Stan, en Vasastan y City. El plato de albóndigas ronda los 185 SEK, siempre acompañado de patatas o puré y arándanos.

Prinsen. Local acogedor, inaugurado en 1897. Es conocido en la capital sueca por sus excelentes albóndigas. El precio: 199 SEK

Ulla Winbladh. Si entra el hambre por la isla de Djurgården después de la visita al Museo Vasa, tienes a poca distancia este restaurante con buenas albóndigas, desde 155 SEK.

Otros buenos sitios para comer en Estocolmo.

Stockholms Gastabud. Restaurante informal muy céntrico, en pleno Gamla Stan, con buena calidad y personal simpático. Muy rico el Gravlax. Los precios no son muy caros.

El mercado Östermalms, se encuentra en el centro de la ciudad. Lleva abierto 127 años y es un buen lugar para comer algo durante tu visita a Estocolmo.

Si visitas el museo Fotografiska y te coincide con la hora de comer, tiene un buen restaurante en el piso superior con vistas al puerto. Uno de sus platos estrella es el sándwich grande abierto con gambas, huevo y eneldo.

En Södermalm se encuentra el Nytorget 6. Ofrece una carta moderna, bien elaborada y auténtica comida sueca. Por ejemplo, albóndigas con arándanos, puré de patatas y pepino encurtido. Suele llenarse con facilidad, por lo que es recomendable  reservar. Aunque no es barato, los precios están bastante ajustados.

Para tomar un brunch, el mejor sitio es el Centro de Artes y Música Sodra Teatern (Mosebacke Torg 1), que ofrece un brunch de jazz los domingos por la mañana a partir de las 11h.

¿Quieres probar una comida de calidad Michelin a precios más razonables? Come en un bakficka. Una buena opción es el Speceriet (Artillerigatan 14), se trata de un restaurante informal con mesas corridas donde puedes saborear platos tradicionales suecos. Otra alternativa es el restaurante The Flying Elk, aunque sólo sirve comidas los fines de semana.

Puedes comprar un perrito caliente en alguno de los kioskos que hay en muchas de las esquinas de la ciudad.

Si te apetece comer en un buffet, estás de enhorabuena, porque es una de las formas más económicas de comer en Estocolmo. Suelen ser populares entre los lugareños, como el Hermans (Fjällgatan 23B), un buffet vegetariano en el que comerás por unos 15€ de lunes a viernes, y por 20€ los fines de semana.

El fika y los bollos de canela (kanelbulle).

¿Qué es el fika? El Fika es un alto en la jornada laboral, para tomar algo acompañado de un dulce (los famosos bollitos de canela suelen ser las estrellas del fika). 

Algunos de los mejores sitios para hacer tu fika, son el Cafe Saturnus (Eriksbergsgatan 6), con unas tartas sabrosas y que te entrarán por los ojos. O el Gilda’s Rum (Skanegatan 79) en Södermalm, es un bonito local, acogedor con una terraza exterior.

El mejor sitio para disfrutar de un bollo de canela es Bröd och Salt, es una panadería – pastelería que encontrarás en varios puntos de Estocolmo. En el barrio de City, dentro del centro comercial MOOD Stockholm. En Vasastan, cerca de la parada de metro de Rådmansgatan. En Gamla Stan, en la plaza Järntorget. Los precios: 1 kanelbulle por 25 SEK y 3 por 65 SEK.

Grillska Huset. Una de las cafeterías más céntricas para hacer un fika durante tu paseo por Gamla Stan, se encuentra en la plaza Stortorget. Son famosos sus bollos de cuaresma, Semla, rellenos de nata.

Otros buenos lugares para los bollitos de canela:

  • Valhallabageriet.
  • Bageri Petrus. Obrador situado en la plaza Mariatorget en Södermalm.
  • Vete-Katten. Esta emblemática cafetería del centro de Estocolmo en la calle Kungsgatan, a escasos 5 minutos andando de la Estación Central, lleva años sirviendo fika de alta calidad. Y si vas a Estocolmo en febrero no te pierdas sus deliciosos bollitos de cuaresma conocidos en Suecia como semlor.
  • Fabrique. Aquí el kanelbulle cuesta unas 33 SEK.
  • Gateau.

El alcohol en Suecia.

El alcohol en el país sueco es bastante caro, por no decir muy caro, y esto en los bares se nota, ya que el precio de una simple cerveza es de los más elevados que vas a pagar.

Los supermercados no venden alcohol, en ellos sólo podrás encontrar bebidas de muy baja graduación (menos de 3,5 %). Para que te hagas una idea, las cervezas que en España solemos comprar en el supermercado, en Suecia no podrían venderse en ellos. Por lo que si quieres comprar alcohol, debes ir a tiendas especializadas. Éstas pertenecen al gobierno, y se les denomina Systembolaget. Son como grandes supermercados de bebidas alcohólicas. Los precios suelen ser bastante más baratos que en los bares y restaurantes. Una cerveza aquí ronda los 3€, mientras que la misma te puede llegar a costar 10€ en un bar. Una copa de vino en un restaurante está por los 12€. 

Cuestiones a saber para comprar alcohol en estas tiendas:

  • Sólo pueden comprar mayores de 20 años.
  • Ni las botellas ni las latas podrás comprarlas en packs o cajas como es habitual en España, deberás hacerlo por unidades.
  • Si estás bajo los efectos del alcohol es probable que te nieguen la venta.
  • Los horarios de los Systembolaget suecos son bastante restrictivos. Abren de lunes a miércoles de 10:00 a 18:00, los jueves y viernes de 10:00 a 19:00, y los sábados de 10:00 a 15:00. 

En cambio, para pedir bebidas con alcohol en un restaurante, bar o discoteca sólo debes ser mayor de 18 años, aunque cada establecimiento puede establecer sus propias reglas. No es raro que un club nocturno establezca un límite de edad más alto, incluso haciendo que este límite sea diferente para hombres y mujeres.