Es posible que en lugar de una pequeña escapada tengas la suerte de poderte quedar en Praga algún día más. Por ello, quiero dedicarte este post para mostrarte algunas de las opciones que podrás encontrar un poco más allá de lo que es el centro e la ciudad y que de verdad vale la pena visitar si se tiene la oportunidad.

Campo de concentración de Terezin

En Terezin te trasladarás a la época de la segunda guerra mundial; dónde este campo de concentración de algún modo marca una diferencia de todos los demás ya no por el fin de éste, que al fin y al cabo ya sabemos cuál es, sino por su estructura, el desarrollo y todo su funcionamiento.

Consta de dos fortalezas: la fortaleza grande, que funcionaba con guetto y la fortaleza pequeña, que funcionaba como campo de concentración.

“La ciudad regalada a los judíos” es así como la denominaban ya que en ella se mostraba en forma de teatro, una ciudad en pleno funcionamiento a ojos de las autoridades internacionales. Fue un campo de concentración donde vivieron más de 150.000 judíos. En ella podemos ver que había carnicerías, tiendas e incluso correos donde fingían que trabajaban para mostrar al mundo exterior que aquí, a los judíos, se les protegían y tenían sus derechos. La realidad: todo lo contrario.

Aquí visitarás los barracones, las celdas, la habitaciones, el cementerio y el crematorio (será una de la imágenes más impactantes). También existía una escuela y encontrarás dibujos de la época hechos por niños donde se refleja perfectamente lo que ellos vivían y sentían.

Horario:

– Noviembre hasta marzo de 8:00 a 16:00 horas.- Abril hasta octubre: de 8:00 a 18:00 horas.

Los horarios pueden variar. Consulta tarifas y/o modificación en su web oficial.

Ubicación: se encuentra aproximadamente a 60 Km de Praga.

Cómo llegar:

Puedes reservar un tour en español desde Praga y olvidarte de desplazamientos y entradas.

También puedes ir por tu cuenta desde la estación de Holesovice. Tarda aproximadamente una hora y te dejará en la pequeña fortaleza. Para regresar a Praga se coge el autobús en el parque central de la fortaleza grande; desde. allí podrás coger el metro para desplazarte.

Carlovy Vari

Es una de la joyas de la Bohemia occidental. Es un pequeño pueblo que podrás visitarlo a pie sin problema. Es una ciudad mundialmente conocida por su balneario y sus fuentes de aguas minerales.

Siguiendo el cauce de río harás un recorrido por lo más destacado de la ciudad: Parque de Dvorak, donde encontrarás columnatas que albergan las fuentes de aguas medicinales; la Columnata del Parque, aquí tendrás la ocasión de probar estas aguas medicinales; la Columnata del Molino; la Columnata del Mercado el Pabellón de las Fuentes Termales, que es un edificio en el que destaca que la temperatura de agua alcanza unos 72ºC.

Existe un sin fin de posibilidades para visitar, pero todo depende como no, del tiempo disponible que tengas.

Esta visita podrá ocuparte medio día aproximadamente.

Ubicación: a 126 KM de Praga. Se tarda aproximadamente dos horas.

Cómo llegar:

Puedes organizar una visita guiada a Carlovy Vary en español desde Praga o puedes hacerlo por tu cuenta desde la estación Florenc de Praga. Los autobuses salen cada media hora son de color amarillo.

Kutná Hora

Pequeño pueblo de origen minero considerado como la “Joya del País”. El significado de su nombre podría traducirse como “Montaña excavada” ya que aquí, la Corona Checa consiguió amasar su fortuna en plata.

Es interesante recorrer su centro histórico, la Catedral Gótica de Santa Bárbara, la Capilla del Corpus Christi y el Castillo Real.

Una de las visitas que desde luego no debes perderte es El Osario de Sedlec. Curiosa, macabra… no sé muy bien cómo describirla ¡pero eso sí! ¡Quedarás con la boca abierta! Es una pequeña capilla católica decorada con más de 40.000 esqueletos humanos formando escudos, lámparas, bóvedas…..

Localización: aproximadamente a unos 80km de Praga.

Cómo llegar:

Transporte público: quizás la mejor opción es ir en tren ya que le lleva aproximadamente 50 min. Desde la estación Hlavní Nádrazí la frecuencia de los trenes son aproximadamente cada hora.

Podrás elegir entre do paradas: Kutná Hora-Sedlec, aquí encontraras el Osarios de Sedlec o Kutná Hora-Mestro, para visitar la iglesias de Santa Bárbara. A tu elección por dónde empezar.

Si lo que prefieres es un avista organizada y despreocuparte puedes reservar un tour en español con desplazamiento incluido dónde te explicaran toda la historia de este pequeño pueblo.

Una recomendación culinaria: Yo os recomendaría hacer una parada al mediodía y comer en el Restaurante Dačický. Delicioso y no excesivamente caro. Comida muy típica de la zona y super recomendable. Si eres de los que no te gustan los imprevistos y además quieres echarle un ojo a la carta y a los precios podéis hacer una reserva en su web.

¿Quieres conocer Praga? ¡No te pierdas los lugares imprescindibles!

Categorías: Praga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *