La Acrópolis de Atenas

La Acrópolis de Atenas

Atenas, cuna de la civilización occidental y hogar de nuestros dioses y héroes favoritos. La capital griega es de una ciudad donde hay tanto que ver y tantas historias por descubrir… que en este artículo vamos a tratar uno de los puntos más importantes de este destino turístico: los templos, y más concretamente los situados en la Acrópolis (el recinto arqueológico más importante y visitado del país heleno).

Toma nota porque vamos a hablar de los 3 templos más importantes de Atenas; y para ello te he traído una mezcla de historia, mitología y un montón de curiosidades que te ayudarán a disfrutar de tu estancia en esta bella ciudad:

El Partenón de la Acrópolis de Atenas

Partenón

Coronando a Acrópolis de Atenas, este templo es una de las primeras imágenes que se nos viene a la mente al pensar en Grecia. Como no podía ser de otra manera, el Partenón está dedicado a Atenea; diosa de la sabiduría y estrategia militar, además de la protectora de la ciudad de Atenas (luego te contaré cómo obtuvo este puesto).

El Partenón fue construido por Pericles, aquella persona que se llevó el mérito de haber inventado nada menos que la democracia. Así es, el sistema político del que hoy en día gozamos en muchos países se lo debemos a los atenienses del siglo V antes de nuestra era.

Muy conocido es también el escultor que se encargó de llevar a cabo este templo, Fidias, el cual también tenía el apoyo de dos grandes arquitectos de la época: Calícrates e Ictinos. El resultado fue un enorme templo compuesto por 46 columnas de orden dórico, y nada menos que 30 metros de ancho por 70 de largo…

En conclusión: 

Además de tratarse de una construcción espectacular, la cual también respeta la famosísima y prestigiosa proporción áurea, podríamos decir que el Partenón es el mayor símbolo de la democracia en todo el mundo. Recuerda esto cuando lo visites! 

Si quieres saber acerca del horario, tipos de entradas, precios y posibles descuentos para visitar el recinto arqueológico; encontrarás toda esta información en la página web de la Acrópolis de Atenas

Las Cariatides del Erecteion

Erecteion

El Erecteion es conocido por albergar las “Cariátides”, que se tratan de unas hermosas columnas de mármol blanco con forma de mujer. Te dejo una foto para que veas a qué me refiero, aunque seguramente no sea la primera vez que las veas.

Quizás este sea el templo más importante de cara a la mitología griega, debido a lo que (supuestamente) ocurrió en este punto hace muchos miles de años… La consagración de Atenea como la diosa protectora de Atenas:

Resulta que existían dos dioses que ansiaban dicho puesto: Atenea, hija de Zeus; y Poseidón, hermano mayor del rey de dioses (y por tanto también el tio de Atenea). En lo alto de la Acrópolis de Atenas, se organizó una competición en la que cada dios debía entregar un regalo al pueblo. Para que posteriormente los ciudadanos eligieran al ganador, esto es lo que hicieron ambos dioses:

Por un lado, siendo Poseidón el dios de los mares, clavó su tridente en la roca sagrada de la Acrópolis e hizo brotar una fuente de agua. Mientras que por el otro lado, Atenea hizo brotar un árbol de olivo. El regalo de la diosa fue más bienvenido y apreciado que el de Poseidón, por lo que Atenea fue elegida como la patrona de la ciudad. De hecho, además de proveer a la ciudad de su protección, también le dio su nombre: Atenas.

Cuando visites el Erecteion, te animo a que busques un árbol de olivo en sus alrededores, quizás te sorprendas… ¡Además serás de los pocos en entender su significado!

Templo de Atenea Niké

Templo de Atenea Niké

Ahora vamos a hablar de uno de los templos menos conocidos y más menospreciados de toda Atenas, pero que sin embargo también se trata de uno de los más importantes.

El Templo de Atenea Niké, que se sitúa en lo alto de una torre de los Propileos, se construyó para conmemorar uno de los eventos más destacados de la Antigua Grecia. Si has visto la segunda película de “300”, seguramente ya sepas de qué estoy hablando…

Me refiero a la victoria en la batalla de Salamina:

En el siglo V a.C. el rey persa Jeres I partió hacia Hellada (lo que hoy es Grecia) junto con un ejército como nunca antes vistos por los helenos, su objetivo no era otro sino el de invadir la preciada Atenas. A este evento se le conoce como la segunda guerra médica.

Después de que la ciudad fuese saqueada satisfactoriamente por los persas, se libró una gran batalla naval en el estrecho de Salamina. Aquí, el ejército griego comandado por el general ateniense Temístocles, obtuvo una victoria que le impidió al rey Jerjes continuar con sus planes y conquistar todo el mundo heleno.

Dicho de otra manera:

Los griegos, cuando todo parecía perdido y muchas ciudades habían caído ya, se lo jugaron todo a su última carta (la batalla de Salamina) y ganaron.

Para conmemorar esta gran victoria, los atenienses construyeron este pequeño templo en la Acrópolis: el Templo de Atenea Niké, lo cual significa “Atenea la victoriosa”. Recordemos que esta diosa era la protectora de la ciudad, por lo que (en parte) los griegos habían obtenido la victoria gracias a ella.

Por último quiero contarte algo que muy poca gente sabe:

Cuando visites el Templo de Atenea Niké, fíjate hacia donde apunta. Si miras hacia el horizonte en la dirección en la que este templo está construido, verás nada menos que el famoso estrecho de Salamina. De hecho, no solamente este templo sino también los propileos (la enorme entrada a la fortificación de la Acrópolis de Atenas), asimismo apuntan hacia el mismo lugar.

“Cada vez que un ciudadano visite la Acrópolis de Atenas, inevitablemente tendrá que dirigir su mirada hacia salamina y recordar la gran batalla que tuvo lugar allí”

Esta era la idea con la que se construyó este templo que guarda la entrada a la Acrópolis, como ves, un lugar lleno de significado.

Sin más que añadir, querido viajero, te deseamos una genial estancia en Atenas!

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *