La Selva Negra es un region de Alemania perfectamente delimitada, que incluye paisajes espectaculares y pueblos de cuento. Por ello, es uno de los itinerarios más realizados, junto con la Ruta Romántica, por Alemania. En este artículo te resumo nuestra ruta por la Selva Negra en invierno durante 4 días. Te adelanto que es un itinerario adaptado a la estación en la que viajamos, puesto que prescindimos de ciertos lugares, como cascadas que encontraríamos congeladas, y que sí hubiésemos visitado en verano.

Día 1. Memmmingen – Tubinga – Stuttgart (215 km): empezando la ruta por la Selva Negra

Llegamos al aeropuerto de Memmingen donde recogemos el coche de alquiler y nos ponemos en ruta a Tubinga. Esto es lo que teníamos pensado, pero debido a un gran retraso de nuestro vuelo, tuvimos que poner dirección a Stuttgart directamente, donde teníamos reservado el hotel.

Aprovechamos la tarde para visitar la ciudad de Stuttgart. Las mejores vistas de la ciudad las tienes desde la torre de la estación (Turmforum) y es gratis. Continua la visita por Königstraße, Schloßplatz y Karlsplatz. En el patio del Landesmuseum Württemberg a las horas en punto, golpean los martillos de la torre del reloj. Otros puntos a visitar son la Schillerplatz, la Stiftskirche y el barrio de Bohnenviertel. Todos estos puntos los encontrarás localizados en el mapa que hay al final del post.

Stuttgart en una ruta por la Selva Negra

Si quieres organizar la ruta por tu cuenta o llegando a otro aeropuerto, puedes leer este artículo dónde te cuento cómo la preparamos nosotras paso por paso.

Nuestro alojamiento en Stuttgart:

Ibis Stuttgart Centrum. Un sencillo hotel de las características propias de un ibis. Bastante bien situado y con parking por 8€ al día.

Para entrar en el parking, sigue directamente la señalización de “P hotel ibis” y aparca en la -2. Cuando hagas el check-out, entrega el ticket en recepción, ya que será donde lo pagues.

Si no te apetece pagar el desayuno del hotel, a 50m tienes una panadería con unas mesas donde puedes desayunar tranquilamente.

Día 2. Calw – Baden-Baden – Sasbachwalden – Offenburg (196 km)

La primera parada la hacemos ya entrando en la verdadera Selva Negra, en Calw. En este pequeño pueblo destaca la Marktplazt, con sus casas de entramados de madera tan típicas de la zona y de las que podremos disfrutar durante todo el viaje.

Calw, el primer pueblo de esta ruta por la Selva Negra en invierno

Aparcar en Calw gratuitamente no es del todo sencillo, por lo que optamos por el parking cubierto de la estación de tren (Banhoff), uno de los más económicos de la zona y muy céntrico. Puedes encontrar su localización en el mapa de abajo con una “P” azul.

Seguimos nuestra ruta por la Selva Negra hacia Baden-Baden, el famoso pueblo termal de la zona.

El centro de Baden-Baden es peatonal. Puedes aparcar gratis en la Bahnhof, pero queda un poco lejos de los puntos de interés. Los aparcamientos económicos y céntricos no existen, por lo que miramos uno que no fuese exageradamente caro. Aparcamos en el Parking Kongress. el cual tiene habilitada la entrada mediante cámara con la app Easy Park, por lo que puedes dar de alta la matrícula de tu coche y entrar sin coger ticket (recuerda borrarla cuando devuelvas el coche).
Si aún no tienes descargada esta app, puedes hacerlo desde este enlace y te regalarán 3€ que podrás descontar en tus aparcamientos.

Los imprescindibles que visitar en Baden-baden, son el casino y las vistas desde el Neues Schloss. Si te queda tiempo, puedes disfrutar de los baños termales de Friedrichsbad (son nudistas, por lo que no necesitas llevar bañador).

Después de dar por concluida la vista a Baden-Baden, seguimos la ruta por la Selva Negra hacia el pequeño pueblo de Sasbachwalden.
Dispones de aparcamiento gratuito junto al área de autocaravanas.

Para terminar el día, nos vamos a Offenburg, donde tenemos reservado el hotel para esta noche.

Holiday Inn Offenburg. Bien situado. Súper nuevo y muy agradable, sobre todo su zona de cafetería. Tiene parking en el interior del hotel descubierto, por 10€ al día. Aunque no es necesario ya que suele haber sitio para aparcar en la calle gratuitamente y sin problema. El desayuno está incluido en el precio como en la mayoría de los hoteles de la firma.

Clica en el enlace de arriba y echa un vistazo a sus fotos que está muy chulo. Y es económico!

Consejo viajero:

Cuando viajamos llevamos siempre con nosotras las tarjetas gratuitas Revolut y N26. Estas tarjetas no cobran comisiones por sacar dinero en los cajeros y aplican una conversión de divisa (fuera de la zona euro) muy buena. Es una forma de ahorrarnos unos euros en comisiones que preferimos invertir en otra cosa.

‼️ PROMO actual de Revolut: dando de alta una cuenta básica (la que es totalmente gratis), tienes 3 meses de regalo de Revolut Premium. Para conseguirla date de alta desde este enlace

‼️ PROMO actual N26: 10€ de regalo al realizar el primer pago. Para conseguirlos, solicítala desde aquí.

Si quieres leer más acerca de estas tarjetas, tienes nuestro artículo: La mejor tarjeta para viajar (2023)

Día 3. Gengenbach – Schiltach – Rottweil – Friedrichshafen (197 km): la etapa más bonita de la ruta por la Selva Negra en invierno

A sólo 10 km de Offenburg, se encuentra Gengenbach, uno de los pueblos más bonitos de cualquier ruta por la Selva Negra.

Seguimos hacia Schiltach, un colorido pueblo de casas con entramados de madera y contras de tonos vivos. A pesar de haber visto ya unos cuantos sitios con estas edificaciones, tengo que decir que estos dos últimos nos parecieron encantadores y totalmente diferentes. Vamos, que valen mucho la pena.

El broche final del tercer día de ruta, lo dejamos para Rottweil, un pueblo diferente a los anteriores, donde no dejarás de mirar para arriba hacia las fachadas pintadas y decoradas de sus edificios. Las decoraciones de sus “balcones” son una delicia.

Rottweil, uno de los pueblos más bonitos de la ruta por la Selva Negra en invierno

Holiday Inn Friedrichshafen. Hotel económico, a unos 5 min en coche del centro. Personal muy agradable y atento. Dispone de parking gratuito delante del hotel. Desayuno incluido.

¿Quieres viajar por Alemania con datos ilimitados en tu móvil?

Consigue una eSIM de Holafly con un 5% de descuento con el código RAIDOVIAJEROS.

Datos ilimitados para Alemania

Datos ilimitados para Europa

Solo tienes que escanear el código Qr que te enviarán al correo electrónico y ¡estarás conectado/a!

Día 4 – Friedrichshafen – Meersburg – Memmingen (145 km)

Terminamos el viaje visitando un par de localizaciones del lago Constanza: Friedrichshafen y Meersburg. Nosotras ya teníamos reservado el hotel en la primera cuando decidimos realizar unos cambios en la ruta, por lo que si puedes, te recomiendo que te quedes en Meersburg para no tener que volver para atrás unos kilómetros.

Visitamos primero Friedrichshafen, que en invierno se encuentra un poco desolado y se intuye que es una localización que revive en época estival. Con la niebla cubriéndolo todo, no vemos mucho y no podemos disfrutar de las vistas del lago, por lo que ponemos rumbo a Meersburgesperando que despeje un poco. El tiempo sigue sin acompañarnos, pero nos coincide un día festivo de carnavales en este precioso pueblo. Por lo que a ritmo de trompetas, nos dejamos perder por sus adoquinadas calles rodeadas de singulares casas.

Meersburg, en la ruta por Alemania en invierno

Dejamos a los alemanes con su fiesta, para dirigirnos a la última parada de esta ruta de invierno por la Selva Negra, Memmingen, desde donde saldrá nuestro vuelo de vuelta a la mañana siguiente. El pueblo es bonito y muy agradable para pasear y callejear. No puedes perderte degustar unas cervezas artesanas en la única fábrica del lugar, Joesepp’s brauhaus, una cervecería muy chula y donde puedes comer algo tradicional de la zona. En este local, también tienen hotel y fue nuestro último alojamiento.

JOESEPP´S HOTEL am Schweizerberg. Localización céntrica. Dispone de parking gratuito y semicubierto en la parte trasera del edificio.

Si conduces de tal modo que el edificio te queda a la derecha, procura estar atento y desviar justo en la calle anterior para acceder al parking.

La cervecería de la planta baja no tiene desperdicio.

Consejo de ruta

Parte de este itinerario lo vas a hacer por autopistas, donde no existe límite de velocidad (excepto en algunos tramos debidamente señalizados), pero la mayor parte va a discurrir por carreteras estatales o locales donde los límites de velocidad varían mucho y hay un montón de radares. Así que mucho ojo con los despistes. En Alemania está prohibido que los navegadores avisen de los radares, por lo que no cuentes con Google Maps para ello. Tienes la opción de la app gratuita de TomTom, AmiGo, que funciona muy bien y te permite llevar los avisos activados. La desventaja es que sólo funciona con datos, por lo que en algunos pueblos donde escasea la cobertura, tienes que tirar un rato de la orientación. La opción “pro” es la versión de pago TomTom Go, que puedes suscribirte durante un mes (e incluso tienes unos días de prueba). Si no eres muy despistado, siempre puedes cumplir y no llegar con una multa. 

Mapa de la ruta por la Selva Negra en invierno

Hasta aquí nuestra ruta por la Selva Negra en invierno durante 4 días.
¿Has tenido ocasión de visitar alguno de estos sitios? ¿Con cuál te quedas?
Cualquier pregunta puedes dejarla en los comentarios o por nuestras redes sociales!

✅ Nos apoyan viajeros como tú. Este no es un artículo pagado o patrocinado, se basa en nuestra propia experiencia. Pero puede que en el mismo haya enlaces de afiliados.

¿Qué quiere decir esto? Que si compras o contratas a través de nuestras recomendaciones, es posible que recibamos una pequeñísima comisión. A ti no te costará más (al contrario, muchos enlaces van asociados a descuentos) y a nosotras nos permite mantener esta página libre de anuncios y con el contenido gratuito. Todo lo que recomendamos es porque antes lo hemos probado y nos fue bien, por lo que creemos que podría ser una buena opción para los demás viajeros.

¡Gracias!