Edimburgo es una de esas ciudades perfectas para hacer un pequeña escapada de las que llamo: fin de semana largo. Es un ciudad pequeña en la que puedes desplazarte a pie o en tranvía.
Mil y una historias y leyendas recorren sus callejones, patios y pubs; pues cada uno tiene su propia crónica y la razón por la que le fue concedido el nombre no fue meramente comercial, si no que conmemora un hecho y el porqué hoy en día lo podemos leer nada más entrar.

Es una ciudad que no te dejará indiferente.

El Castillo de Edimburgo

En la colina del centro histórico y en un punto totalmente estratégico rodeado de acantilados, encontrarás el Castillo de Edimburgo. Su acceso solo es posible por Castlehill, en uno de los extremos de la Royal Mile y nos ofrece una de las maravillosa vistas de la ciudad.

Es un extenso recinto y te llevará un par de horas visitarlo. Quizás los puntos mas destacables para ver en él son:

Castillo de Edimburgo
  • El Cañón de la una en punto: dónde todos los días exceptuando los domingos, disparan un cañón a esta hora. En su origen era para que los marineros supuesen la hora y los ciudadanos pudiesen sincronizar sus relojes.
  • La Capilla de Santa Margarita
  • Los Honores de Escocia: donde encontrarás las Joyas de La Corona.
  • La Piedra del Destino: aquí eran coronados los reyes de Escocia.
  • El Mon´s Meg: un cañón que representaba el poder militar de Escocia.
  • El Memorial Nacional de la Guerra de Escocia en la I Guerra Mundial
  • Un pequeño cementerio donde se enterraban a los perros del ejército
  • Una pequeña cárcel donde se puede ver cómo las condiciones en las que vivían los presos en aquella época.

Una opción para visitarlo es hacer un tour guiado en español en donde te explicarán toda la historia y las curiosidades que el castillo esconde. Si prefieres hacerlo por tu cuenta puedes ahorrarte las colas y coger las entradas por anticipado.

Horario: todos los días de 9:30 a 17:00h.

¿Quieres disfrutar de la ciudad pero sin preocuparte de cómo debes organizarte? 
Reserva un tour en español y descubre la historia de Edimburg
o.

Royal Mile

"La Milla Real" es la calle más famosa de Edimburgo. Su nombre viene a ser lo que es la medida de una milla escocesa que serían casi 2km de longitud (1,8 Km). Comunica el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood. A partir de ella nacen numerosos callejones (closes) y patios de estilo medieval llenos de tiendas y pubs por donde podrás pasear deleitarte de la esencia de Edimburgo.

Princes Street Garden

Estos jardines están situados a los pies del Castillo de Edimburgo separando lo que es la parte de la Old Town (ciudad vieja) de la New Town (ciudad nueva).  Originariamente fueron un lago (Nor Loch) que estaba altamente contaminado por los vertidos procedentes de la Old Town; fue drenado y se convirtió es estos magníficos jardines al estilo inglés. 

Princess Street Garden

Son un lugar idóneo para pasear y disfrutar de alguno de los monumentos que quedan a mano como son el Monumento a Scott, la fuente Ross y la estatua de David Livingstone. Como curiosidad, si te acercas a la iglesia de St. John, en la zona oeste, verás una escultura dedicada al oso soldado Wojtek. Fue un oso pardo sirio, que fue comprado por los polacos en Irán. Acabó siendo alistado en el ejército para poder mantenerlo hasta ascender a cabo.  Acompañó a los soldados hasta las batalla de Monte Cassino en Italia  y los ayudó cargando munición. Tras la guerra le dieron de baja en el servicio militar y pasó el resto de sus días en Edimburgo donde fue venerado y cuidado.

Catedral de St Giles

En la mitad de la Royal Mile, encontramos la Catedral de St Giles. Fue construida sobre un santuario del siglo IX y es la iglesia consagrada como patrón de los leprosos. Destaca su cúpula en forma de corona real que sobresale sobre el casco histórico. Dentro, merece la pena ver sus vidrieras, las diferentes texturas de los techos y los diferentes colores nos muestras que estuvo en constantes remodelaciones. En la parte central se puede ver una estatua de John Knox, líder de la reforma escocesa y predicador que se convirtió en el primer pastor protestante de la catedral.

St Giles

Horario: de lunes a viernes de 9:00 a 19:00, sábados de 9:00 a 17:00 y domingos de 13:00 a 17:00, de mayo a septiembre. Resto de los meses: de lunes a sábado de 9:00 a 17:00 y domingos de 13:00 a 17:00.

Monumento a Scott

El Monumento a Scott se realizó en honor al escritor escocés Sir Walter Scott. El monumento de un estilo gótico, se encuentra en la calle Princes Street. Lo que puede que te llame la atención es su color oscurecido en contraposición a la estatua de Sir Walter Scott de un mármol blanco y reluciente.

287 escalones son los que tendrás que subir si quieres ver la panorámica que el monumento nos obsequia. ¿Vale la pena el esfuerzo?

Greyfriars Bobby

John Gray fue un policía que tenía un perro llamado Bobby de raza Terrier. Después de que su dueño muriese por tuberculosis fue enterrado en el cementerio  de Greyfriars. Bobby, a raíz de este acontecimiento, no sé movió nunca más de la tumba de su dueño hasta 14 años después que fue enterrado junto a él. 

Greyfriars Bobby

La gente de la ciudad mientras Bobby vivía se encariñó con él y le llevaban comida. Por esa fidelidad ciega fue recordado y considerado un héroe para los ciudadanos de Edimburgo; por esta razón, tiene una estatua en su nombre cerca del puente de George IV.

Palacio Holyroods

En el otro extremo de la Royal Mile, el Palacio de Holyrood es la residencia oficial de la Reina de Inglaterra cuando viene a Escocia. De un estilo barroco y de gran importancia arquitectónica es un palacio con secretos, intriga de amor y desamor e incluso de historias de asesinatos

La Abadía de Holyrood, del siglo XII, se encuentra ubicada en los terrenos del Palacio de Holyrood. Actualmente se encuentra en ruinas pero continúa siendo un lugar romántico y misterioso donde se coronaron varios reyes Escoceses.
Horario: todos los días de 9:30 - 18:00 de abril - octubre. El resto de meses cierra a las 16:00.

Calton Hill

Apodada como la "Atenas del Norte" debido a los monumentos que se encuentran allí, Calton Hill es una colina situada el la New Town de Edimburgo donde obtendrás las mejores panorámicas de la ciudad.

Aquí encontraremos: el Monumento Nacional, creado para homenajear a los caídos en las Guerras Napoleónicas todavía sin acabar por falta de dinero. El Observatorio de la ciudad y el Monumento a Nelson.

Calton Hill

¿Cuándo el mejor momento para ir? Al anochecer, para ver la puesta de sol con la imagen de la Old Town y la New Town con el castillo de Edimburgo al fondo.

La noche del 30 de abril, se celebra uno de los festivales más importantes de la ciudad: el Festival del Fuego de Beltane. Se celebra la llegada de la primavera, la fertilidad de la tierra y de los animales.El fuego es el protagonista de la velada y en torno a él, miles de personas representando diversos personajes bailan al son de los tambores.

¿Tines algo más de tiempo? Descubre algunas de las escapadas desde Edimburgo que no te resistirás a hacer.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.