Una de las excursiones estrella en nuestro Road Trip por el Gran Tour de Suiza fue la llegada a Zermatt, subir en el tren cremallera del Gornergat y admirar el Cervino desde Riffelsee. Realmente toda un experiencia. Aquí obtendrás las mejores vistas del Matterhorn. Te contamos cómo.

Cómo llegar a Zermatt

Lo primero que debes saber es que para llegar a este encantador pueblo de montaña  no está permitida la entrada a vehículos por combustión. Por lo que deberás olvidarte de tu coche durante este recorrido. El pueblo más cercano permitido en vehículo privado es el de Täsh. Nosotras nos quedamos en Randa, un pequeño pueblo anterior a Täsh que por un módico precio de 10CHF pernoctamos en un parking exterior de un hotelito. (46.09329, 7.78008)

Nota: no dispone de servicio de llenado ni de vaciado de aguas. El pago se realiza echando el dinero en un cerdito amarillo y cogiendo un papel donde marcas  los días de estancia. Este papel irá en el parabrisas de tu vehículo.

La estación de tren de Randa queda a un pequeño paseo de 10 minutos desde el parking. El ticket ida y vuelta cuesta 28,40CHF. Si quieres acceder a los horarios y precios de trenes de la zona podrás verlos aquí.

Si vienes desde otras ciudades Suizas en tren, deberás coger el tren desde tu origen hasta Visp. Puedes ver los horarios y precios en la web SBB.

Desde Visp a Zermatt tendrás trenes cada media hora desde 5:33h hasta las 22:41. La duración es de aproximadamente una hora y precio 18,50 CHF.

Un ejemplo desde la principales ciudades de llegada desde aeropuerto:

Ginebra – Visp: 2:15 h (30,50CHF)

Zurich – Visp: 2:00 h (44 CHF)

Berna – Visp: 1:00h (26,50 CHF)

Como ves lo precios de los trenes son bastante elevados por lo que si vas coger varios quizás es recomendable que compres la Swiss Half Fare Card, ya que los obtendrías a mitad de precio.

Zermatt, un pueblo con mucho encanto.

En Zermatt está la estación de esquí más alta de Europa con una población libre de vehículos a motor, situada a 1.620m a los pies del Matterhorn. Los edificios son de madera al estilo tradicional Suizo. En verano los balcones está repletos de flores de colores y en invierno de nieve. Caminar por sus calles y perderse en su encanto es sin duda un placer. Calles repletas de comercios de lo más chic. Lo que hay que tener el cuenta en cuanto a seguridad es caminar con cuidado dado que todos los medios de transporte son eléctricos, por lo que ¡puedes llevarte algún susto!

Desde el mismo centro de la ciudad puedes coger el tren cremallera a Gornergrat.

Cómo obtener la mejores fotos del Cervino.

Mismo desde el centro de Zermatt se coge el tren cremallera a Gornergrat que sube hasta los 3.089m. 

El paisaje es único a medida que el tren va ganando altitud: cascadas, puentes, túneles… va pasando por las estaciones de Findelnbach, Riffelalp, Riffelberg, Rotenboden y Gornergrat; siempre con el Matterhorn como telón de fondo.

 El precio varía en  función de la temporada y la parada en la que te bajes, la mitad con el Swiss Half Fare Card (precios i/v aproximados desde Zermatt):

           Findelnbach: 36CHF

           Riffelalp: 46 CHF

           Riffelberg:68 CHF

           Rotenboden: 88 CHF

           Gornergrat: 98 CHF

Puedes consultar sus precios o comprar online desde su página web.

Nosotras nos bajamos en Riffelberg e hicimos una caminata de 50 min hasta Riffelsee. También se puede bajar en la parada de Rotenboden y caminar solo 10 min hasta el lago. Aquí el monte Cervino se refleja en el agua creado una imagen más que espectacular. Sin duda de las mejores fotos de nuestro Gran tour por Suiza.

Una vez en Gornergrat tendrás unas vista panorámica del Monte Rosa el Klein Matterhorn y el Gornergletscher, el segundo glaciar más largo de los Alpes. Al fondo siempre el Matterhorn bien visible en todo momento.

 

Charles Kuonen Hängebrücke el puente colgante más largo del mundo.

Desde Randa, otra de las opciones para los más intrépidos y amantes del trekking es ir al Charles Kuonen Hängebrücke, el puente colgante peatonal considerando más largo del mundo con 494 m de largo y 85 m de caída.

Se tarda aproximadamente unas 2 horas  desde el centro de Randa y simplemente seguir las señales de indicación desde el pueblo. Dificultad media/alta.