El Camp Alta, se encuentra en el pueblo de Jullebovågen, a pocos minutos en coche del centro de Kiruna. No es un hotel al uso, sino que dispone de cabañas individuales y zona de acampada para autocaravanas. Por lo que si buscas algo diferente para tu alojamiento en Kiruna, puedes seguir leyendo.

Situación y alrededores.

Como comenté antes, no se encuentra en el centro de Kiruna, sino a unos 10 minutos en coche de ésta. 

Si vas a querer moverte por Kiruna y alrededores a tu aire, lo mejor es que alquiles un coche. El transporte público es un poco escaso y los horarios no son demasiado amplios. Puedes mirar las ofertas para tus fechas aquí.

Para llegar al Camp Alta, no tendrás ningún problema, ya que la desviación se encuentra indicada a pie de carretera y después ya no hay pérdida, entrarás en un precioso bosque salpicado de pequeñas y grandes cabañas de madera; a la ribera de un precioso lago totalmente helado (si vas en invierno, claro).

Si no quieres alquilar un coche, tampoco pasa nada, ya que el personal del Camp Alta te recogerá en el centro de Kiruna cada cierto tiempo. Llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad es sencillo y económico, puedes ver cómo en esta entrada.

Está a escasos 10 min del aeropuerto, a 10 de Kiruna y a otros 15 de Jukkasjärvi, donde se encuentra el Ice Hotel.

El Parque Nacional de Abisko, se encuentra a aproximadamente 1 hora en coche del Camp Alta, las carreteras están en buen estado aún cuando todo está nevado y los coche preparados para circular en esas condiciones, por lo que no tendrás ningún problema en llegar por tu cuenta.

Las cabañas del Camp Alta.

En el Camp Alta podrás encontrar varios tipos de cabañas, con diferentes capacidades y comodidades. 

Las cabañas para dos personas, no tienen baño ni cocina, por lo que deberás ir al edificio común. Dentro de éstas, para mi gusto, la que tiene más encanto son las denominadas cabañas “D”. Nosotras tuvimos la suerte de disponer de una de esas y son muy acogedoras. 

Dispones de cabañas de hasta 13 personas y con todos los servicios y comodidades en su interior.

Nuestra cabaña, la “D1”, contaba con nevera, microondas, hervidor de agua, dos camas individuales, televisión, una pequeña mesa donde pudimos desayunar tranquilamente, sitio para dejar los zapatos y potentes radiadores. Era increíble que estando a unos -20ºC fuera, dentro de la cabaña teníamos calor, con una temperatura constante en todo momento. 

Las camas son cómodas y ellos te proporcionan la ropa de cama y toallas. 

Parecen pequeñas desde fuera, pero dentro son espaciosas y muy acogedoras.

El baño y la limpieza.

Como comenté, en nuestro caso y el de las cabinas pequeñas, el baño se encuentra a unos pasos en el edificio común. Cuenta con varias duchas que funcionan perfectamente y baños.

Todo muy limpio y en buen estado. Y como no podía ser de otra manera, una temperatura espectacular independientemente del frío que haga fuera. 

También dispones de lavadora.

Desayuno y comidas.

En el Camp Alta no se sirve desayuno ni comidas, pero dispones de una cocina común para preparar lo que te apetezca. En el caso de las cabañas más grandes, la cocina la tendrás en la propia cabaña.

La cocina común dispone de 3 amplias mesas, con varios hornillos y todo tipo de menaje para usar. 

En el camino del aeropuerto al Camp Alta, te encontrarás con una zona comercial donde podrás hacer una pequeña compra para tu estancia. Si no tienes coche, te recogerán en el centro de Kiruna, dándote tiempo para que compres lo que necesites.

Las instalaciones comunes.

Dispone de varias instalaciones, como un par de saunas, una “pública” y otra privada que puedes reservar. Ambas son gratuitas. 

La sauna flotante, la más grande, dispone de un agujero para bañarte directamente en el helado lago. ¡Sólo apto para valientes!

En la chimenea ártica, puedes calentarte en la hoguera mientras charlas en bancos cubiertos de pieles. Dispones de una cabaña en la que coger madera para el fuego (gratis durante el invierno). 

Las instalaciones están muy limpias y cuidadas.

A nuestra llegada nos hicieron un pequeño tour, por todas las instalaciones, explicándonos cómo funcionaban y lo que teníamos que hacer para disfrutarlas. 

Dispone de wifi gratuita y parking.

El personal.

El Camp Alta está regentado por un simpático matrimonio. Miriam, es española, así que para los que no dominan el inglés es una ayuda. 

El equipo en general, es muy agradable, divertido y siempre dispuesto a echarte una mano.

Las excursiones se hacen amenas y las disfrutas el doble cuando una persona como ellos te guía. Siempre con paciencia, buenas explicaciones, preocupados porque todos se sientan cómodos y disfruten. 

En resumen, un trato exquisito, de los mejores anfitriones que puedes encontrar. 

Actividades que puedes realizar en el Camp Alta. 

La pesca en hielo es una de las actividades que puedes realizar en el Camp Alta sin coste alguno. Ellos te proporcionan el material y te explican cómo pescar. 

Esquí de fondo. El lago helado y los senderos que lo rodean se prestan para descubrir este deporte. Puedes disponer del material necesario bajo alquiler. 

Motos de nieve. Creo que si vas al círculo polar es una actividad que no te puede perder. Totalmente recomendable. Nosotras hicimos el tour en moto de nieve hasta el Hotel de Hielo y no pudimos quedar más satisfechas. Desde las explicaciones de los guías, siempre dispuestos a ayudarte en cualquier cosa y sacarte fotos, el recorrido realizado y la duración de la excursión. Es una actividad muy divertida, empiezas dando un par de “vueltas de calentamiento” por el lago helado para después adentrarte como un experto por el bosque hasta llegar al Hotel de Hielo. Si te gusta la velocidad, es tu actividad.

Trineo de perros. Tienes varias para elegir, aunque nosotras no realizamos ninguna, por lo que no te puedo contar mucho más sobre ella.

El equipo y ropa de abrigo para las actividades te la proporcionan ellos de forma gratuita. Así que no te preocupes demasiado por el frío.

Ver las auroras. Creo que este es uno de los motivos por los que la mayoría viajamos al círculo polar. Si tienes la suerte de disfrutar de unos días despejados es probable que puedas ver la aurora boreal. El Camp Alta se encuentra en un sitio privilegiado para ese fin, sin apenas contaminación lumínica, en el medio de la naturaleza, con un gran lago despejado y el campamento de fondo, hará que tengas una imagen de postal.

Las actividades que ofrecen son muy recomendables y los precios mejores que en otros sitios. 

Conclusión, ¿repetiríamos en el Camp Alta si volvemos a Kiruna?

El Camp Alta es de esos sitios que tienen un encanto especial, por lo que si quieres una experiencia auténtica en el círculo polar, es muy buen sitio en el que quedarte y dónde tendrás todo lo necesario para disfrutar de esos días. 

Un buen lugar para establecer una base de operaciones (de la que no querrás salir) para conocer la zona y los lugares cercanos. Y algo a tener en cuenta, a un buen precio.

En resumen, si vuelvo a Kiruna, no me plantearía otro alojamiento, volvería sin dudarlo. 

Consejos para tu reserva.

  1. Reserva con mucha antelación, las cabañas del Camp Alta se agotan rápidamente.
  2. Las excursiones y actividades con ellos son más económicas que contratarlas fuera. 
  3. Si están disponibles, pide una cabaña cerca del lago si tu intención es ver las auroras, tendrás la mejor panorámica.
  4. Quédate mínimo 3 noches, menos sabe a poco y no te querrás ir.

Si quieres realizar tu reserva, puedes hacerlo aquí. 

Si no hay fechas disponibles, te recomiendo que te pongas en contacto con ellos en su correo electrónico y les preguntes. 

Puedes gestionar la reserva con ellos en español.

 

Booking.com