Creo que un viaje a Suiza sin una visita a Berna, no está completo. Te recomiendo que le dediques un día a recorrer las calles de esta medieval capital y disfrutar de alguno de sus platos típicos. Para mi, Berna es la más bonita de las grandes urbes suizas, será por su encanto de una ciudad medieval totalmente conservada, repleta de fuente con figuras de todo tipo y sus calles de soportales. No pierdas las tiendas y bares ubicados en bodegas subterráneas.

Lo primero, ¿cómo moverse por Berna?

Berna es una ciudad manejable para el visitante, podrás llegar a la mayoría de los sitios a pie. Aún así, dispones de una eficiente red de transporte público (no podía ser de otra manera en Suiza).

Si vas a pasar la noche en Berna en uno de los hoteles de la ciudad, te darán gratuitamente un billete llamado Bern Ticket. Con él podrás utilizar el transporte público de la ciudad de forma ilimitada durante tu estancia y sin gastar ni un franco. Con este ticket se incluyen los desplazamientos por las zonas 100/101, el funicular de Gurten, el funicular de Marzili y el ascensor de la Plataforma de la Catedral, así como el viaje de ida y vuelta desde el Bern Airport (el día de llegada, la confirmación de la reserva de hotel te servirá de billete de transporte desde la estación o el aeropuerto de Berna hasta tu alojamiento).

En el caso de que no te quedes a dormir en la ciudad, puedes comprar tickets individuales en las máquinas que hay en las paradas. En los autobuses y tranvías, el conductor no vende tickets, así que deberás comprarlo antes de subir.

A tener en cuenta para ahorrar: si lo que pretendes es moverte por el centro de Berna, lo más probable es que no necesites un billete individual «entero», probablemente sea suficiente con un billete de recorrido corto. ¿Cómo saber esto? La propia máquina de cada parada, te indicará para qué trayectos es válido este ticket.

Qué visitar en Berna en 1 día.

Puedes disfrutar de un recorrido guiado por la ciudad de Berna a tu ritmo, con una audioguia iPod de alquiler, visitando los lugares que más te apetezca y pautando tú el tiempo que necesites para cada visita.

La Torre del Reloj (Zytglogge).

Este reloj astronómico es la imagen más conocida de Berna y la antigua puerta de la ciudad. Su interior albergó múltiples funciones: torre de vigía, prisión de mujeres, centro cívico y finalmente torre del reloj.

4 minutos antes de las horas en punto, puedes ver como comienza el movimiento de sus figuras.

También es posible hacer una visita guiada por su interior (en inglés o alemán) y ver el mecanismo de funcionamiento del reloj. Además, otra recompensa de esta visita es poder ver desde lo alto de la torre los tejados de la ciudad medieval.

Catedral de Berna

Ubicada en el centro del casco antiguo de la capital helvética, en la Münsterplatz, encontramos la catedral de la ciudad. Es uno de los edificios más altos, por lo que subir a su torre tiene una verdadera recompensa, las vistas de Berna que puedes obtener. Eso sí, prepárate para subir los 344 escalones que la separan del suelo.

Los soportales

A lo largo del casco antiguo de Berna, puedes encontrar kilómetros de soportales, concretamente unos 6 km. Estas arcadas facilitan la vida a los peatones en los días de lluvia, pudiendo ir de una parte de la ciudad a otra sin casi abrir un paraguas. Debajo de los soportales es donde se encuentran la mayoría de las tiendas y cafeterías.

Einstein house.

Es un pequeño museo, en el piso donde Einstein vivió un par de años. El apartamento es pequeño, en la planta de arriba tiene 2 habitaciones y se muestra un película biográfica, en la segunda planta podrás ver una pequeña exposición.

Fuentes

Berna está repleta de fuentes colocadas por las calles del casco medieval. Son fuentes decorativas con la representación de personajes históricos o figuras alegóricas a todo color. Hay más de 100 fuentes públicas en la ciudad vieja de Berna. La más famosa es la Kindlifresserbrunnen (Fuente del Ogro), que representa a un gigante devorador de niños. El resto se concentran sobre todo en la Marktgasse, Kramgasse y Gerechtigkeitsgasse. Aquí te dejo la ubicación de las fuentes más famosas:

Kindlifresserbrunnen (Fuente del Ogro) – Plaza del Granero

Lenbrunnen (Fuente Len).

Gerechtigkeitsbrunnen (Fuente de la Justicia) – Gerechtigkeitsgasse

Mosesbrunnen (Fuente de Moisés) – Minster Square

Vennerbrunnen (Fuente de la Bandera) – Plaza del Ayuntamiento

Fuente Zähringen – Kramgasse, parte superior

Simsonbrunnen (Fuente de Samson) – Kramgasse, parte media

Anna-Seiler-Brunnen (Anna Seiler Fountain) – Marktgasse

Schützenbrunnen (Fuente del tirador) – Marktgasse

Pfeiferbrunnen (Fuente del Gaitero) – Spitalgasse

Bärenpark

Si viajas fuera de la temporada de invierno, puedes ver a la familia de osos que viven en este parque ribereño.

Rosengarten

Este jardín de rosas se encuentra a un paseo desde el foso de los osos, desde él tendrás una de las mejores vistas de la ciudad, sobre todo al atardecer.

¿Dónde comer y beber en Berna?

Kornhauskeller.

Este es un restaurante especial para una comida o cena en Berna. Antiguamente, fue un granero y almacén de vinos. La decoración es exquisita al igual que la atención de su personal. Si te apetece salir con un buen sabor de boca, es tu sitio. Su ubicación: en la Kornhausplatz, a unos pasos de la Torre del Reloj.

Schwellenmätteli. 

Situado en la orilla del río Aare, es tu restaurante sobre todo si viajas a Berna en verano, ya que tiene una terraza estupenda. Buena cerveza y esmerada atención. 

Restaurant Rosengarten.

Es el sitio ideal para tomarte una cerveza con vistas, después del paseo que supone subir hasta el Rosengarten. También funciona como restaurante.

Altes Tramdepot

Si quieres probar algún plato típico de Suiza sin dejarte la cartera, este es tu sitio. Una fábrica de cerveza, situada de lado del Bärenpark, por lo que tiene unas vistas impresionantes desde su terraza y un ambiente animado dentro. 

Puedes encontrar más información de estos restaurantes y opiniones aquí.

Excursiones desde Berna

La capital helvética es un buen punto de partida para muchas excursiones que puedes hacer en un día:

  • Tren Glaciar Express. Todo un lujo de tren panorámico que te llevará por los mejores escenarios naturales de Suiza.
  • Visitar Lucerna, la ciudad conocida por su estampa del Kapellbrücke, una de las más bonitas de Suiza, a unas dos horas de trayecto en coche o tren.
  • Una escapada a Interlaken, o incluso al Jungfraujoch – Top of Europe.

Para nuestra tranquilidad, siempre viajamos con un seguro de viaje de Intermundial. Y ahora podemos ofrecerte a ti un descuento del 20% por ser nuestro lector. ¡Aprovéchalo! Introduce el código RAIDOVIAJEROS antes de realizar el pago.