¿Por qué debes visitar Venecia al menos una vez de la vida?

Vencia está construída sobre un archipiélago con islas unidas entre sí por más de 400 puentes. Es una de esas ciudades que hay que visitar una vez en la vida ya sea por sus calles laberínticas, por su carnaval veneciano, por los atardeceres sobre una góndola conociendo sus canales y sus casas asentadas sobre el mar.

¿Cómo visitar Venecia en dos días?

1- Localiza unas estación de vaporettos cercana tu alojamiento y realiza un recorrido por el Gran canal hasta la Plaza de San Marcos. Aquí podrás admirar las grandes arquitecturas de Venecia y hacerte una visión global fácil y sin esfuerzo alguno: el Puente Rialto, el Palacio Ca`d Oro donde alberga la colección Franchetti de pintura y escultura,  la Basílica barroca de Santa Maria de la Salute, el Palacio Ca`Rezzonico que actualmente es el Museo del s. XVIII veneciano.... y así toda una sucesión de palacios góticos de estilo renacentista; sus calles son todo una composición de obras de arte.

Un ejemplo es coger un vaporetto junto a la estación de trenes de Santa Lucía hasta la Plaza de San Marcos. 

Otra opción es realizar un recorrido en góndola por lo canales con serenata o sin ella. Tengo que decir que es una de esas experiencias especiales que hay que vivir alguna vez el la vida.

Palacio Ducal

2- Palacio de Ducal está  situado en el extremo oriental de la Plaza de San Marcos,  de estilo gótico y símbolo de la gloria y el poder de Venecia, sus dos fachadas más visibles miran hacia la laguna de Venecia y la plaza de San Marcos. Digna de entrar y admirar la Sala del Consejo, hoy en día es un museo.

Entra sin colas con acceso prioritario y haz un visita guiada en español. Con esta entrada al Palacio Ducal tendréis acceso gratuito a los otros museos de la Plaza de San Marcos: Museo Correr, Museo Arqueológico, Sala Monumental y Biblioteca Nacional Marciana.

3- La Basílica de San Marcos: Es una obra maestra del arte bizantino casi nivel de Santa Sofía en Estambul. Totalmente imprescindible entrar y subir al balcón y ver la panorámica de la Plaza de San Marcos desde él. 

Puedes realizar un tour guiado en español y sin colas con una visita incluída gratuita a la isla de Murano. también puedes disfrutar de una completa visita guiada por Venecia + visita a la Basílica de San Marcos + visita al Palacio Ducal dónde puedes ahorrarte algún dinero si ya tenías pensado hacer el conjunto.

basilica san marcos
Reloj Venecia

4- La plaza de San Marcos: es el centro neurálgico de Venecia donde todas las visitas empiezan y acaban aquí. Entre ellos está el famoso Puente de los Suspiros, las Columnas de San Marcos y San Teodoro,  o la Torre del Orologio con el símbolo de Venecia del León Alado, o pasear por los pasajes porticados de la plaza.

Puente de los suspiros

5- Torre Campanile: como su nombre indica, es una campanario que se encuentra en el centro de la ciudad con un altura de 98 metros. Se puede subir a ella por ascensor. Las colas para acceder a ella en temporada alta pueden llegar a ser muy largas pero, una vez llegas al mirador obtendrás las mejores vistas de Venecia y de la laguna.

6- Puente de Rialto: es una de la zonas con mayor ambiente de la ciudad; desde él obtendrás una panorámica en primer plano del Gran Canal. Desde aquí podrás ir al famoso Mercado de Rialto. Es un mercado que se remonta a los orígenes de la ciudad de Venecia donde la calle San Polo se llena de puestos de gran variedad pero principalmente comida. Tiene un horario para madrugadores ya que se abre de 9:00 h a 12:00h.

puente rialto

7- Iglesia de Santa María de Frari: situada en Campo de Frari destaca por ser una de las mayores infraestructuras de la ciudad y por las obras de arte que contiene en su interior como la "Asunción de la Virgen" de Tiziano, la "Madonna Coronada con santos" de Giovanni, entre otros.

8- Pasearse por la callejuelas de Antiguo Guetto Judío: adentrarse en ellas y llegar hasta la plaza Campo del Ghetto Nuovo tendrás la sensación de no estar en Venecia por el estilo de los edificios. Es una de las zonas más populares de la ciudad donde llegó en el s. XVII a tener más de 4000 habitantes judíos. Hoy en día, ya pocos viven en el barrio, aunque todavía existen dos sinagogas que todavía realizan oficios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *